Francisco Seoane Martín
Las tranquilas aguas del Cantábrico
Un tórrido día de verano, sin una sombra dónde cobijarse. Abandonamos la capital de Asturias y nos encontramos con la Peña Furada de Candás, bajo un sol de justicia. Aumentamos el tiempo de exposición para obtener la sensación de movimiento del mar.

0 COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

El alias es obligatorio
El email es obligatorio
El texto del comentario es obligatorio

El alias es obligatorio

El email es obligatorio

El texto del comentario es obligatorio

Muchas gracias por participar
Tu comentario debe ser revisado y puede que tarde en ser publicado.

COMPÁRTELO

CONCURSO PATROCINADO POR